Síndrome Metabólico:

 

El Síndrome Metabólico brinda el escenario para los problemas de salud, enfermedad cardiaca, diabetes, enfermedad de Alzheimer. La hipercolesterolemia,  fumar cigarrillos, hipertensión y la obesidad son las principales causas en la mitad de estos casos. La otra  mitad es desconocida.

 

Se caracteriza por la existencia de un número de factores de riesgo metabólicos:

 

1.         Intolerancia a la glucosa  no siempre hay diabetes pero  usualmente hay hiperglicemia (valores de azúcar altos en sangre por arriba de 110mg/dl.

 

2.         Dislipidemia. Triglicéridos elevados más de 150mg./dl . En el síndrome metabólico el hígado produce más triglicéridos ricos en VLDL (lipoproteínas de muy baja densidad) que son transportadoras de grasas con lo cual aumenta el nivel de triglicéridos, lipoproteínas de alta densidad (HDL) bajas menor de 40 ml/dl en el hombre y de 50 en la mujer. (debe haber valores en sangre normales o altos para proteger a las arterias de la placa ateromatosa).

 

3.         Aumento de lipoproteínas de baja densidad (LDL) mayor a 150 ml/.dl  (favorecen el depósito de colesterol en las arterias favoreciendo la arteriosclerosis

 

4.         Metabolismo del ácido úrico. Disminuye la capacidad del riñón de excretar ácido úrico. Disminuye la depuración de ácido úrico (clearance) y aumenta su nivel en sangre.

 

5.         Cambios hemodinámicos. Hay evidencia que la actividad del sistema nervioso simpático aumenta en personas con resistencia insulínica, esto contribuye a la hipertensión arterial.

 

6.         Cambios fibrinolíticos. Se reduce la capacidad de disolución del coagulo sanguíneo aumentándose la formación de trombos y de fibrinógeno lo cual predispone a la enfermedad coronaria.

 

7.         Obesidad central (excesiva grasa acumulada en el abdomen) circunferencia abdominal  >101cm. en el hombre y de 89 en la mujer. Es habitual un índice de masa corporal (Body Mass Index de 25 Kgs.)

          Los efectos de los cambios metabólicos relacionados con la obesidad sobre el hígado se manifiestan habitualmente con la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos lo que constuye el hígado graso

8.         Resistencia al la insulina o intolerancia a la glucosa. El organismo no dispone adecuadamente de la insulina o de glucosa. Hoy se conoce que la resistencia insulínica esta asociada desde temprana edad con la obesidad, no porque la resistencia insulínica produzca obesidad sino por el contrario la obesidad lleva a una resistencia insulínica. La insulina basal ( en ayunas) debe ser menor de 5 ul/ ml pero si es de 2 o 3 mejor. Una cifra mayor de 10 mu/ml implica riesgo acentuado de diabetes. Los valores de glucemia deben ser entre 100ml/dl a 125ml/dl.

 

9.         Hipertensión con valores superiores a 130/ 85mm de hg.

 

10.      Estado preinflamatorio con aumento de la Proteína C. Reactiva PCR. en sangre.

 

11.      A nivel hepático se manifiesta con un mayor contenido de grasa / hígado graso).

 

Se considera que hay un síndrome metabólico cuando hay más de tres factores de riesgo.

 

Se desarrolla lentamente en un periodo de hasta 20 años como consecuencia de dietas alta en carbohidratos (almidón y dulces). Estos elementos producen un aumento de los niveles de glucemia a los que el organismo responde elevando la secreción de insulina la que a su vez moviliza el azúcar de la circulación hacia las células. Dentro de la células la glucosa se utiliza para dar energía para su posterior utilización en la forma de glucógeno en el hígado o en las células del

tejido muscular.

 

El organismo busca disminuir la entrada del azúcar a las células produciendo mas insulina, llegado a cierto nivel se produce una determina resistencia de la misma a seguir aumentando, lo que se llama insulina-resistencia. La resistencia insulínica per se no produce daño, si el páncreas falla y no puede mantener la producción insulínica puede producirse una diabetes tipo II.

 

Mientras exista una resistencia insulínica  el azúcar en sangre y los niveles de insulina estarán altos.

Se requiere tanto de una resistencia insulínica como de una hiperinsulinemia compensadora para provocar diversas manifestaciones en el organismo. Este estado compensador de hiperinsulinemia es un marcador de este síndrome. Se produce diabetes tipo II cuando el páncreas falla en mantener este aumento de insulina.

En casos de diabetes la determinación de Hemoglobina Glicosilada o glicohemoglobina Hb.A1c sirve para monitorear el control de la glucemia y evitar las complicaciones microvasculares a largo plazo de la enfermedad. Mide cuanta glucosa está unida a la hemoglobina en sangre pues al circular la Hb con la sangre capta la glucosa en igual proporción a su concentración  en el organismo.

Si está en niveles de un 6% puede considerarse bien controlada a la diabetes. La Asociación Americana de Diabetes recomienda controlar la HbA1c 4 veces al año en personas que utilizan insulina y tienen diabetes tipo 1 o 2 ; 2 veces por año si tienen diabetes tipo 2 y no reciben insulina; y más frecuentemente si no logran controlar bien la diabetes. No se utiliza habitualmente como diagnóstico pero sí para determinar la severidad de la afección y predice complicaciones en aquellos con valores de glucemia entre 100 y 125ml/dl.

 

Valores Bioquímicos.

 

1.     Hipertrigliceridemia > a 170 mgs./ Dl. (Los trigliceridos son la forma química en la que existen la mayoría de las grasas, tanto en los alimentos como en el organismo)

2.     HDL colesterol < 49 mgs/ Dl. (1/3 o 1/4 del colesterol total es transportado por estas lipoproteinas de alta densidad, se considera que remueve el colesterol de las arterias para llevarlo al hígado, como así también el exceso de colesterol de la placa arterial, por ello es conveniente que esté alto).

3.     Hipertensión Arterial P.A. sistólica a 140 Mm. de Hg., y diastólica  de 90 Mm. de Hg.

4.     Glucemia de 100 Mm./ Dl. Una glucemia de 140 a 198 Mm./ Dl. luego de un test de sobrecarga puede no significar diabetes pero si resistencia insulínica.

Los niveles de insulina en ayunas no son siempre el mejor indicador pues los valores pueden diferir.

 

Tratamiento del Síndrome metabólico

 

Muchas veces puede revertirse los signos y síntomas y evitar que el daño progrese solo con cambios en los hábitos de vida. Esto no asegura que el desarrollo de la placa ateromatosa ya formada sea reversible.

 

Dieta

 

Si tiene sobrepeso reducir las calorías de la dieta para disminuir el peso en forma gradual 1 kg por semana Esto incluye todas las fuentes de calorías ya sean grasas, carbohidratos, proteínas o alcohol.

Reducir las grasas saturadas (Derivados de animales vacunos carne manteca leche entera etc) que contienen colesterol y el colesterol  transportado por las Lipoproteínas de baja densidad (LDL)

Reducir drásticamente los niveles de alcohol. Incluso pequeñas cantidades puede llevar a cambios en los triglicéridos.

Mantenerse físicamente activo durante unos treinta minutos casi todos los días.

Comer más pescado con niveles altos de ácidos grasos omega 3 y ácidos grasos insaturados transportados por las lipoproteínas de alta densidad, (HDL) que remueve el colesterol de las arterias y lo lleva al hígado que por la bilis puede eliminarlo del organismo y evitar su acumulación en la pared arterial

 

La alimentación occidental tradicional con granos refinados,

carne roja, frituras etc. se consideran de mayor riesgo

 

De las calorías totales el 50% son carbohidratos (CH) . Todos deben ser degradados a glucosa para producir energía (ATP) De éstos la mayor parte deberá provenir de CH llamados Complejos formados por una cadena de tres o más moléculas unidas a lo que también se los  llama almidones. Se degradan más lentamente a glucosa que los CH simples por lo cual proveen de un flujo constante de energía durante el día.

Provienen de la plantas ya sea en forma de granos ,trigo, cebada, arroz, maíz avena etc. de legumbres como  habas, porotos, garbanzos soja las que contienen un 40% de almidón por peso y cierta cantidad de proteínas de tubérculos como las papa y de frutas.

 

Los CH simples están formados por uno o dos moléculas unidas y son glucosa

 

Medicamentos

 

Las estatinas

 

Disminuyen  las lipoproteínas de baja  densidad ( LDL) y los triglicéridos y elevan las lipoproteínas de alta densidad (HDL).

Como efecto no buscado de éstos fármacos puede observarse elevación de las enzimas hepáticas y miopatías afección del músculo en la cual sus fibras no funcion adecuadamente produciendo debilidad muscular.

                                                                         
Haga clik en la flecha para ir a la Página principal    /   Haga clik en la flecha para ir al comienzo de
Síndrome Metabólico.


  Dr.: José Luis Bondi 
Fellow del American College of Gastroenterology
Miembro de la Sociedad Argentina de Gastroenterología
Profesor Auxiliar de Medicina de la U.B.A.
 Telefono/fax:
 Fax:
  4806-1801
  4807-3791
 E. Mail:   bondijl@ciudad.com.ar 
 Direccion:   Pacheco de Melo 2475 P.B. ¨B¨ 
  C.P.:1425 - Buenos Aires -  Argentina