OBSTRUCCIÓN DEL INTESTINO

La obstrucción intestinal es un síndrome (conjunto de signos y de síntomas) que resulta de un impedimento al tránsito normal del contenido intestinal
Los signos y síntomas de la obstrucción pueden deberse a una alteración física del intestino (obstrucción mecánica).  Diversos trastornos del músculo liso de los nervios, tanto del plexo mientérico como del sistema nervioso extraintestinal,  impiden  la propulsión  normal del contenido intestinal y, en ausencia de obstrucción mecánica, ocasionan seudo obstrucción.
Los síntomas habituales de obstrucción intestinal consisten en dolor abdominal, vómitos constipación y distensión.
El dolor puede ser difuso o intermitente (cólico) y resulta aliviado por el vómito. El dolor
que progresa en severidad (se localiza o se torna constante) hace pensar al médico que puede estar evolucionando a una obstrucción estrangulada, una isquemia intestinal irrecuperable que exige tratamiento quirúrgico urgente.
Las adherencias abdominales formadas en relación a previos actos quirúrgicos en el abdomen, son la causa más frecuente de obstrucción del intestino delgado; otra causa común son las hernias.
La obstrucción del colon parece afectar a la población de individuos de mayor edad  pudiendo deberse a procesos inflamatorios, torsión, vólvulo o cáncer.
La seudoobstrucción, situación mucho menos frecuente, representa la expresión clínica de un profundo disturbio de la función intestinal motora.  Puede reflejar tanto un proceso neuropático como miopático cuyo efecto  es trastornar el tránsito ordenado del quimo a lo largo del tracto gastrointestinal.
Clínicamente se presenta con repetidos episodios de nauseas, vómitos, dolor abdominal y distensión. Como resultado de  la demora en el movimiento del contenido intestinal y de la sobreproducción bacteriana, pueden existir diarrea, pérdida de peso o problemas nutricionales.
En otros casos la constipación es el signo predominante y en los episodios agudos la distensión abdominal es notoria.
En el momento de diagnosticar, es fundamental que el médico  tenga en cuenta a la seudoobstrucción como causa posible de los trastornos, para  evitar una intervención quirúrgica  innecesaria; pero, a su vez, debe  poder descartar la obstrucción mecánica que, efectivamente, requiere una  operación.
El dolor es un síntoma predominante y  su tratamiento significa un desafío para el facultativo. En personas con dolor visceral funcional que se han hecho dependientes de la medicación analgésica, se puede desarrollar una disfunsión motora del intestino debido a su utilización prolongada. Deberá también establecer cuándo sospechar una dismotilidad difusa y qué efectos potenciales pueden influenciarla, como ser: stress, aspectos psicopatológicos, o medicaciones concomitantes.

 

                                                                                      
Haga clik en la flecha para ir a la Página principal    /   Haga clik en la flecha para ir al comienzo de Obstrucción intestinal.


  Dr.: José Luis Bondi 
Fellow del American College of Gastroenterology
Miembro de la Sociedad Argentina de Gastroenterología
Profesor Auxiliar de Medicina de la U.B.A.
 Telefono/fax:
 Fax:
  4806-1801
  4807-3791
 E. Mail:   bondijl@ciudad.com.ar
 Direccion:   Pacheco de Melo 2475 P.B. ¨B¨ 
  C.P.:1425 - Buenos Aires -  Argentina